5 Opciones de Snacks Saludables Perfectos para un Día en la Playa

Ya esta lista para ir a la playa: te pones tu traje de baño favorito, encima un bañador, te aplicas bloqueador en todo el cuerpo y te preparas para pasar un día entero en la playa con tu familia y amigos. ¡Pero espera!, nos estamos de olvidando de lo mas importante… ¡La comida! No hay peor sensación que estar cómodo en la playa bronceándote y tener que ir a buscar algo de comer. Además, en la playa a veces es difícil encontrar opciones de comida saludable. La mayoría de restaurantes suelen tener comida pesada como nachos, hamburguesas, nuggets, papas fritas o helados. Es por ello, que a continuación les mostraremos 5 opciones de snacks súper saludables y muy fáciles de hacer perfectos para un día de playa. Estas opciones son ligeras y evitaran que tu traje de baño se sienta apretado por la hinchazón.

1. Pinchos de Frutas

Esta opción es súper fresca y dulce, perfecta para esos momentos de calor extremo. Si estamos buscando una opción saludable y rica, esta es la mejor, ya que las frutas nos aportan agua, vitaminas, minerales, fibras y antioxidantes que son sumamente beneficiosos para nuestro organismo.

Escoge tus frutas favoritas, córtalas en pequeños cuadrados, y incrústalas en un palo como si fuera un pincho.

2. Vegetales y Hummus 

¿Qué mejor que acompañar el hummus con unos vegetales?  Esta opción es super practica y muy baja en calorías. Mis vegetales favoritos para acompañarlos con el hummus son el pepino, la zanahoria y el apio. Lo ideal es cortarlos en forma rectangular para untarlo con el hummus. 

El hummus es una opción rica en proteínas y aminoácidos esenciales. Asimismo, los garbanzos se digieren super fácil en el cuerpo ya que cuentan con una alta cantidad de fibra. La opción más fácil es comprar uno hecho en el super, ya que hay muchísimas variedades para todos los gustos. Sin embargo, si quieres divertirte cocinando, aquí les dejo una receta super rica y fácil de hacer

Ingredientes:
300 g garbanzos cocidos
2 dientes de ajo
100 ml aceite oliva
2 cucharas tahini
1/2 limón (necesitamos el zumo)
1 cucharadita comino en polvo
1/2 vaso Agua

Preparación: lo ideal es incorporar todos los ingredientes en un procesador, sin embargo, si no cuentas con uno también puedes utilizar una licuadora.

 

3. Chips de Platano:

Esta opción es crujiente y muy rica. Como siempre hay dos maneras de hacerlas: la manera saludable y la no tan saludable. A mi personalmente, me encanta la primera, pero es cuestión de gustos y que tanto nos queremos cuidar.

Para la elaboración lo único que tenemos que hacer es cortar el plátano en pequeñas y delgadas rodajas. Si queremos usar un air fryer, lo ideal seria ponerle un poco de aceite de oliva y sal y esparcirlas en una fuente evitando poner una encima de otra. De ahí, lo pones a 350°C por 15 minutos.

Si no queremos usar el air fryer, se puede hacer de manera clásica: La olla. Ponemos un poco de aceite y freímos cada rodaja de plátano hasta que quede tostada, una vez que ya agarro color el plátano, lo volteamos para que así tengamos los dos lados bien crujiente. Finalmente incorporamos un poco de sal, y lo ponemos en un papel toalla para absorber el aceite.  ¡Y listo! Perfecto para llevar a la playa. (TIP: mientras más delgado cortes el plátano, más crujiente te saldrá)

Estas chips las puedes untar con el dip de tu preferencia: hummus, dip de yogurt, guacamole, etc.

4. Pinchos de Prosciutto, Queso y Aceitunas: 

Esta opción siempre es mi go to.  Cuando estoy apurada, contra tiempo y no tengo tantas ganas de pensar, esta opción me salva. Es súper fácil y a donde vaya siempre es un hit. 

Para la preparación, lo único que tenemos que hacer es sacar un poco de aceitunas, prosciutto y queso. A la hora de comprar el prosciutto, asegúrate que esté en rodajas circulares pequeñas y el queso en cuadraditos (sino también lo puedes cortar tu misma).  Lo único que tenemos que hacer es un pincho incorporando primero la aceituna, después el prosciutto y finalmente el queso. ¡Así de fácil! Ya estarán listos para llevarlos a la playa y comer delicioso.

 

5. Roasted Edamame:

Si no eres muy fan de los garbanzos, unos roasted edamames son la opción perfecta para ti. Son altos en proteínas y fibras, así como también cuentan con  antioxidantes y vitamina K. Además de tener una opción super rica, también son saludables. Aquí te dejo una receta deliciosa.

Ingredientes:
Una bolsa de 20 onzas de edamame descongelado
3 cucharadas de aceite de oliva
2 cucharaditas de sal
1 cucharadita de pimienta negra recién molida
1 cucharada de ralladura de limón
¾ cucharadita de pimentón ahumado (opcional, para terminar)
Preparación: Precalentar el horno a 425 °F. Cubrir una bandeja para hornear con papel pergamino. En un tazón grande, mezclar el edamame con el aceite de oliva, 2 cucharaditas de sal la pimienta negra y la ralladura de limón.

Extender el edamame en una capa uniforme sobre la bandeja. Meterlo al horno entre 10 a 15 minutos. Luego, dejar enfriar por 5 minutos, y agregarle un poco más de sal y pimentón ahumado (si deseas).

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published